Cualquier cosa menos dormir

Querían jugar guerra de almohadas, a las cosquillas, a contar cuentos con malas palabras (caca, mierda, pedo, delorto,  tetas, culo, sorete, hijo de puta y moria casán fueron las predominantes), también quisieron cantar el clásico Escubidú-bidú bidú-bidú-bidú, bailar coreografías inventadas y hacer algún sketch ridículo que hiciera reir, y yo las dejé.
Hubo momentos sobresalientes.
Desde el piso, recostada en un colchón una presentadora con voz de asafata llamaba a los artistas. Decía siempre lo mismo: Fiona, señorita Fiona, presentarse en el mostrador.
Eso ordenaba y controlaba un poco la excitación de las ocho nenas de 8 años en el pijama party. Apareció Fiona. Presentó su sketch como "El chiwawa en el gallinero".
Dura y sin exagerar, ella giraba sobre sí misma como hacen esos perritos histéricos. Alzaba los codos como si fueran las alas de un pollo y decía, con la boca cerrada: en el gallinero, guau-guau! El ladrido le salía perfecto. Estaba hermosa en la oscuridad, casi se le podían ver las pecas.
Otro momento cumbre fue cuando cantaron.
Primogénita cantó una canción que le enseñó Miss Pamela. El camisón le quedaba corto, el pelo atado en un rodete, su voz grave, brillante en la luz tenue blanco y negro. Parecía de la bohemia en los años locos.
Predilecta fue la única que se acordó cómo empezaba una canción de Barbie entre los cisnes del bosquegarompa y las doce princesasdelorto de Barbie. La canción era una bosta pero ella no, sentada en el medio de un colchón kingsize, su voz tímida y sola al principio, arriba y líder después entre las demás que se acoplaron y cantaban copadas quenosequé muy felíz, muy felíz.
Los ojos inquietos de cada una buscandose cómplices de noche y entre las sábanas eran luciérnagas. Ninguna sabe lo que es un bichito de luz, nunca vieron una luciérnaga.
Yo que estaba en un costado recordé un poema y le puse música.
Tipo dos a.m las mandé a dormir y les canté.

De Cartas al Dr.Y

Hoy me hacen feliz las sábanas de la vida.
Enjuagué las sábanas de la cama.
Tendí las de la cama y las contemplé
dar palmadas y alzarse como gaviotas.
Cuando estuvieron secas las descolgué
escondí mi cabeza entre ellas.
Todo el oxígeno del mundo estaba en ellas.
Todos los pies de bebés del mundo,
todas las ingles de los ángeles del mundo,
todos los besos matinales estaban en ellas.
Todos los juegos a la pata coja en las aceras,
todos los ponis de trapo estaban en ellas.

De modo que esto es la felicidad,
ese jornalero.
A. Sexton

8 comentarios:

morgana dijo...

Boluda... me hiciste llorar.
Hoy es un día tan así, vengo de ver Milk y después me puse a llorar en la pizzería y ahora vos con esto que es la ternura total.
LA puta que vale la pena estar vivos! (ahora me río... la verdad es que voy a ir al doc que me cambie la medicación, ya parezco bipolar)
Besos entre lágrimas y risas,
M (de MestaréVolviendoViejaChotaOLocaMal?)

manuel dijo...

este post

es hermoso.

maría dijo...

qué plato las canciones que les cantás, dijo una amiga mía que escuchó todo desde el living.
Después del poema musicalizado canté ama la libertad siempre la llevarás, los dinosaurios de charlyG., un par de Julieta Venegas, las típicas nanas, my bonie lies over the ocean, baabaa black sheep obvio y pussy cat, y de carpenters casi todas.
Tardé dos minutos en convencerlas de que la luz de luna era mejor para dormir que dejar cualquier velador prendido.
fue la primer piyamada. cumplió C ocho pirulines ohmai grand-mamaaa.

M & M qué bueno que guste.
Morg: sos muy cómica!
yo lloré con Pelito,quedate tranquila que es normal, mañana te viene
bss

clozapina dijo...

bonito post,
bonito poema
. no digo mucho mas por que estoy un poco down. en fin

kisses

Protervo dijo...

Amiga, lindímo. con que eso pasaba en los pajamas party.

Siesta escandalosa dijo...

Qué linda felicidad.

Gastón dijo...

Y sí...
De modo que esto es la felicidad.

Besos felices

EmmaPeel dijo...

Memocioné (y no me tiene que venir jiji)


ternura total sus princesas

otrxs babosxs

muáa

Mi foto
Fiji
kissandmakeupp@gmail.com